Zapatillas de trail veganas.

Zapatillas de trail veganas

Quien me conoce, sabe que soy una amante de la montaña y del trail. Correr por montaña me da la vida. Me conecta con esa parte de mí que tanto necesito. Me aleja del ruido, del estrés, de las preocupaciones y me hace sentir inmensamente bien. Aunque he de reconocer que en ocasiones sufro y mucho. Al menos para mí, correr por montaña supone un reto en el que día a día intento superar mis miedos, mis límites y mis dragones.

Cuando decidí dar el paso hacia el veganismo, no solo cambió mi forma de alimentarme. Cambió mi forma de vivir, de vestir, de consumir productos cosméticos, cambió mi forma de ver la vida y cambiaron mis zapatos. ¡Sí, mis zapatos! Porque muchos de ellos se fabrican con pieles o con productos de origen animal. Llevaba trozos de animales en mis pies sin ser consciente de ello. ¡Qué horror!

Escribo este post con la intención de ayudar a todas aquellas personas que lo necesiten. Personas que aman la montaña, que practican trail, senderismo y que están buscando zapatillas de trail veganas. Afortunadamente cada vez son más las marcas que apuestan por este tipo de producto, aunque aún, queda mucho trabajo que hacer.

¿Cómo sé que un calzado es o no vegano?

La pregunta del millón. ¿En qué tengo que fijarme cuando voy a comprar una zapatilla de trail vegana? Realmente esto nos puede servir para cualquier tipo de calzado. Si queremos saber cuándo un calzado es o no vegano, prestemos atención a lo siguiente.

Elementos que tiene un calzado NO vegano.

Cuando hablamos de un calzado no vegano, hablamos de un calzado que ha utilizado en su producción productos de origen animal. Principalmente, estos pueden ser los siguientes:

  1. Pieles de origen animal: Podemos encontrarnos desde pieles de mamíferos, cuero, nobuk, serraje hasta pieles de pescados, reptiles, etc. La piel es de los animales, no nuestra. Detrás de las industrias peleteras existe un auténtico infierno. Basta con que se documenten un poco o miren en Internet. Les recomiendo leer este artículo de AnimaNaturalis «Animales para vestir».
  2. Lana: Se obtiene principalmente de las ovejas, aunque también hay industrias que la obtienen de otros animales como pueden ser los conejos, las llamas, las alpacas, etc. ¿Y qué hay de malo? Pues mucho. Los animales a los que se les quita su lana, no son animales que van a la peluquería a cortarse el pelo. Son animales que principalmente viven en granjas industriales. Animales explotados que posteriormente serán sacrificados para convertirse en «platos de carne».
  3. Plumas de origen animal. Detrás de esta industria, existe también una crueldad extrema hacia los animales. El maltrato que reciben y las técnicas aberrantes, hace que sea imprescindible, prohibir el uso de cualquier producto de origen animal.
  4. Seda. La seda que se produce en masa se produce por gusanos domesticados. El veganismo lo rechaza, ya que lleva implícito la domesticación, la cría y la explotación de animales. Buscando información, encontré el siguiente dato: «Aproximadamente 15 gusanos de seda son asesinados para hacer un gramo de hilo de seda, y 10.000 son asesinados para hacer un sari de seda». Fuente: Leskanaris.
  5. Colas (pegamentos). Muchas veces creemos que el zapato que vamos a comprar ha pasado toda nuestra criba ética, sin tener en cuenta la procedencia de la cola que se usa para pegar las suelas u otros elementos. En muchas ocasiones procede de algún subproducto de origen animal, como puede ser restos de pieles, tendones, peces, etc. Por eso es importante asegurarnos de que sea 100% vegetal.

Características de un calzado SÍ vegano.

Atendiendo a lo anterior, ya sabemos que para que un calzado sea 100% vegano, no debe contener ningún producto de origen animal y su proceso de producción también debe estar exento de ello.

Cuando el desarrollo tecnológico tiene como misión una labor ética hacia la vida de los animales, los resultados son sencillamente maravillosos. No solo somos capaces de evitar el sufrimiento atroz de miles de millones de animales al año, sino que además, gracias al desarrollo de la tecnología, somos capaces de obtener materiales y sistemas de producción más sostenibles para la salud del planeta.

Algunos ejemplos de materiales para fabricar calzado vegano son:

  1. Materiales a partir de fibras vegetales: el maíz, la piña, etc., presentan una gran oportunidad de producción ética, sostenible y respetuosa.
  2. Tejidos vegetales: como puede ser el lino, el corcho, la rafia , yute, etc.
  3. Algodón orgánico.
  4. Otros materiales como las microfibras.

No hay que confundir veganismo con ecologismo. Que un producto sea vegano, no significa que también sea ecológico. Para los consumidores más exigentes que no solo buscan un calzado vegano, sino que además, buscan que sean ecológicos, se deben fijar en más aspectos como puede ser su sistema de producción, tintas empleadas, sellos del producto, etc.

Marcas de zapatillas de trail veganas

Puede ser una imagen de calzado y al aire libre

Existen muchas más pero que yo conozca, que haya probado y que pueda recomendar, aquí va mi lista de marcas que ofrecen zapatillas de trail veganas.

Todas ellas las puedes adquirir en CIMA RUNNING. Un equipo maravilloso de profesionales, afincados en Gran Canaria pero que venden a toda España a través de su tienda online y que podrán asesorarte hasta el más mínimo detalle con todo lo relacionado que quieras comprar o necesites para el trail o cualquier otro deporte.

Las marcas que ofrecen opciones de zapatillas de trail veganas y que te recomiendo son: Brooks, La Sportiva, On Running, Merrell, Fivefingers, Saucony, New Balance e Inov-8. Existen muchos modelos distintos, cada uno adaptados a las necesidades individuales de cada corredor. Asegúrate bien de que el modelo que vas a adquirir, sea una zapatilla de trail vegana porque no todos los modelos de todas las marcas que te digo, lo son.

Si conoces alguna más déjamelo en un comentario, por favor. Me encantará conocer más opciones.

Sin duda, sigue siendo un reto para las marcas deportivas apostar por zapatillas y artículos 100% veganos. Ojalá y más pronto que tarde, cuando vayamos a comprar no tengamos que preocuparnos por hacer la pregunta de ¿son veganas? Ojalá y más pronto que tarde, sea un hecho normalizado que todo lo que compremos, lo sea.

Gracias por leerme.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.